¿Quieres o Amas?

Muchas veces, escuchamos un “Te quiero” y nuestro corazón se emociona, pues nos sentimos amadas (os), ¿más será que realmente ese “Te quiero” quiere demostrar ello?

Hoy en día se nos hace tan fácil escribir Te quiero y hasta se piensa que en una relación estos términos van en escala de importancia o profundidad. Primero decimos Te quiero, y luego después de un tiempo “prudente”, decimos: Te amo. Hacerlo así, es lo más lógico, es algo natural y prudente. Es ir paso a paso, con calma y sin apuros para no confundirnos, elevar nuestras expectativas y/o para proteger nuestro corazón, frente a la otra persona (pues quizás no sea mutuo aún).

Querer y amar son sentimientos bonitos pero ciertamente diferentes y si nos vamos a su significado veremos que: “Te quiero”, vas más por Tener el deseo, la voluntad o la intención de hacer, poseer o lograr algo; mientras que “Amar”, es un verbo, que proviene de la palabra «amor», la cual significa: Una acción de expresar un sentimiento intenso, que por su iniciativa busca encontrarse y unirse con otro ser, es decir que tiene una innata motivación de entrega hacia otra persona y cuyo objetivo es procurar la reciprocidad y el ganar – ganar de ambos.

Hay un diálogo hermoso del libro: El principito de Saint-Exupéry, que nos da luces claras sobre éste dilema, aquí les va:

  • Te amo —le dijo el Principito.
  • Yo también te quiero —respondió la rosa.
  • Pero no es lo mismo —respondió él, y luego continuó— Querer es tomar posesión de algo, de alguien. Es buscar en los demás eso que llena las expectativas personales de afecto, de compañía. Querer es hacer nuestro lo que no nos pertenece, es adueñarnos o desear algo para completarnos, porque en algún punto nos reconocemos carentes.

Querer, suele estar más relacionado al apego, es decir apegarnos a las personas y cosas desde nuestras carencias, buscando que la otra persona o cosa lo satisfaga de alguna forma. Es un sentimiento un tanto egoísta, que cuando no encuentra respuesta positiva, nos genera frustración, dolor y si es prolongado se transforma en sufrimiento.

Amar, tiene que ver con anhelar lo mejor para la otra persona, a pesar que su felicidad, no tenga nada que ver contigo. Le puedes enviar luz y amor a pesar de estar lejos. El Amor, es un sentimiento desinteresado, sano, feliz y de entrega. Sin expectativas y de corazón, donde tu mayor placer, estará en el dar.

Y tu … ¿Quieres o Amas?

Si te sirvió o gustó, compártelo 🙂

Y recuerda…

SI SE PUEDE

#Confeamoryacción!

 

By

Rosa Pereyra

Write a comment

×
Hola 🙂 ¿En que te puedo apoyar?